Encuentra todo lo que tu mascota necesita, al mejor precio y con envío ¡GRATIS! Sólo 25/09/21! Usa el código ENVIOGRATIS

Invernador Dosificador Flotante 2Kg Diasa

INVERNADOR DOSIFICADOR FLOTANTE 2KG DIASA

DIASA

Tratamiento de invernaje sin mantenimiento para el agua de la piscina. Facilita la limpieza y puesta a punto del agua al principio de la temporada porque evita las incrustaciones calcáreas, no hace espumas e impide el crecimiento de algas y bacterias.

Formato 2Kg.

19020131
disponible
16,95 €
Impuestos incluidos

 

La temporada de piscinas ya ha terminado y ahora toca su mantenimiento de cara a la próxima temporada estival. Pero, ¿sabes cómo hacerlo correctamente? Se recomienda mantener el agua de la piscina durante todo el invierno con productos específicos. De este modo podrás evitar la formación de algas y bacterias que provocan la putrefacción del agua y la precipitación de sales calcáreas, facilitando así la limpieza en primavera. No te pierdas este artículo y tendrás una piscina limpia todo el año.
 
Cuando finaliza el verano, es conveniente que iniciemos el invernaje de la piscina.

 


¿QUÉ ES EL INVERNAJE DE LA PISCINA?

El invernaje es el acondicionamiento de nuestras instalaciones y la aplicación de ciertos productos químicos al agua de la piscina, cuyo fin es preservar las propiedades de la misma y reducir los costes de mantenimiento y puesta en marcha la próxima temporada. 

 

Ventajas del Invernaje de la piscina: 

Las principales ventajas son:
  • Conseguiremos preservar la piscina de los rigores del invierno y de la inactividad.
  • No desaprovecharemos el agua, recurso escaso en España.
  • El proceso de invernación es fácil y económico.
  • Mantiene el agua de tu piscina en condiciones óptimas reduciendo los costes de mantenimiento y puesta en marcha posteriores.
  • En muchos casos podremos recuperar la totalidad del agua de una temporada a otra.
  • Evita la presencia de insectos y su proliferación en ella.
  • Las instalaciones de la piscina se mantienen en perfecto estado y la piscina presenta buen aspecto durante todo el año.
  • Permite visualizar el fondo de la piscina todo el año, lo que la hace más segura.
  • Ahorra trabajo y dinero al principio de la siguiente temporada.

 

¿POR QUE ES RECOMENDABLE NO VACIAR LA PISCINA?

  • El agua de la piscina actúa contra la presión que la tierra ejerce sobre las paredes de la misma, previniendo la aparición de grietas en sus paredes. 
  • El agua actúa como un aislante de las paredes, que se verán menos expuestas a las inclemencias meteorológicas y a la suciedad.
Si dispones de un cobertor para la piscina, evitarás que el agua se exponga demasiado a las suciedades, al viento y a las bajas temperaturas del invierno.

No obstante, no te recomendamos mantener el mismo agua de la piscina por un periodo superior a 5 años.

Aunque decidas vaciar la piscina y renovar la totalidad del agua al inicio de una nueva temporada, te sugerimos que también apliques el proceso de invernaje de la piscina porque te supondrá un importante ahorro de limpieza y de desincrustación de cal.

 

¿CÓMO INVERNAR LA PISCINA?

Sigue estos pasos para un correcto invernaje del agua de tu piscina:

1.- Inicia el proceso de invernaje una vez finalizada la temporada de verano. Es muy importante que el agua de la piscina tenga una temperatura inferior a los 15ºC.

2.- Retira una pequeña cantidad de agua para asegurarte de que las lluvias no provocarán un desbordamiento de la piscina. Recuerda que no debes reducirlo por debajo de la ventanilla del skimmer o boquillas de aspiración.

3.- Limpia el fondo de la piscina.

4.- Comprueba el pH de la piscina. Si no se encuentra entre 7,2 y 7,6, es recomendable encender el filtro durante ocho horas para la correcta distribución del producto.

5.- Limpia el filtro de la piscina.

6.- Realiza una cloración de choque con la bomba en movimiento para desinfectar los posibles microorganismos que pudiese haber. Para evitar decoloraciones en el revestimiento, conviene que utilices algún flotador o que introduzcas el cloro activo directamente en los skimeres.

7.- Comprueba y ajusta de nuevo el pH para que esté entre los parámetros correctos (7,2 y 7,6).

8.- Con el filtro de la piscina funcionando, añade el producto invernador en la dosis indicada. Asegúrate de repartirlo por toda la piscina y mantén funcionando el filtro para asegurar que la distribución del mismo en el agua se homogeniza.
 
9.- Cierra los inyectores y aspiradores de agua para mantener el agua en reposo.

10.- Retira los limpiafondos y resérvalos para la próxima temporada.

11.- Protege con material aislante los aparatos más sensibles, como las bombas o la electrolisis.

12.- Añade flotadores al agua (garrafas de agua vacías, neumáticos,…) para evitar que la superficie del agua se congele.

13.- Si dispones de un cobertor de piscina, úsalo. Evitarás que la piscina se llene de hojas y suciedad.

14.- Una vez finalizado este proceso, revisa el estado de la piscina con regularidad (2-3 semanas):

a. Pon en marcha el filtro de la piscina con la válvula selectora en posición de filtración durante unas 2 ó 3 horas. 

b. Si no dispones de cobertor para la piscina, retira los objetos que hayan podido caer en ella con un recogehojas y pasa el limpiafondos o utiliza el automático.

15.- Entre los meses de enero o febrero, en función de las inclemencias del tiempo, procede a la segunda aplicación del invernador.

16.- Ya en primavera, cuando observes que la temperatura del agua de la piscina supera los 15ºC de media, inicia el tratamiento habitual de tiempo estival.
Producto añadido a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.