Todos los productos que tu mascota necesita con envíos ¡GRATIS! a partir de 29€

¿Cómo poner a punto el césped en primavera?

Primavera es una época muy agradecida para el jardín. Suben las temperaturas y  los días se hacen más largos. Las últimas lluvias llenan de vida el jardín, la hierba comienza a crecer y florecen las flores. Es momento de prestar más atención a nuestro jardín para que luzca impecable.

Queremos que tu jardín luzca siempre bonito, por eso en este blog te damos algunos consejos para poner a punto el césped en primavera.

1. Eliminar las malas hierbas

La caída de lluvia hace que la hierba empiece a crecer y es muy probable que, a estas alturas, tu césped esté poblado de todo tipo de malas hierbas. Para poner el cesped a punto esta primavera, tendrás que empezar por eliminar estas malas hierbas. Es un proceso laborioso y si quieres que sea definitivo, tendrás que hacerlo de raíz. Si no hay demasiadas siempre puedes hacerlo a mano, pero si la invasión de estos hierbajos es mayor, te recomendamos el uso de herbicidas.

2. Abonar el césped

Si queremos conseguir un césped fuerte y sano, hay que aportar nutrientes al suelo. Esto podemos hacerlo gracias al abono. Por ello, es recomendable abonar el césped en invierno y, también, ahora durante la primavera. Existen muchos tipos de abono que puedes utilizar para abonar el césped en primavera, orgánicos, minerales, de origen animal, vegetales… 

El abono para el césped es como la vitamina para las personas, por tanto es clave en la puesta a punto de tu césped en primavera.

3. Cortar el césped

Otra de las claves para la puesta a punto del césped en primavera es la siega. Dado que a estas alturas el césped ya ha comenzado a crecer, es importante cortarlo con regularidad. Con esto conseguiremos que tenga mayor espesor y fuerza. Puedes comenzar cortándolo cada 15 días e ir aumentando la frecuencia a medida que las temperaturas vayan aumentando y el césped comience a crecer más rápido. También es importante que cuides la altura del corte, entre 3 y 5 cm es adecuado. Cuando las temperaturas sean mucho más altas quizá convenga dejarlo un poco más largo para evitar la evaporación rápida del agua del suelo.

4. Regar el césped

Si queremos tener un césped bonito, el riego es muy importante. La frecuencia dependerá de la temperatura ambiente y de la humedad del terreno. Pero si ves zonas marrones o que tienen un verde menos intenso significa que tendrás que regar más, pues no está llegando suficiente agua. Quizá tengas que revisar tu sistema de riego o, si riegas manualmente, hacerlo más a menudo. 

Si no tienes mucho tiempo para regar el césped siempre puedes optar por un sistema de riego automático. 

5. Aireado del césped

Las  plantas necesitan oxígeno para crecer, por eso otro punto importante es que procedamos a airear sus raíces. Se trata de pinchar el césped con un objeto punzante. Es un trabajo laborioso pero necesario para que el césped luzca perfecto en primavera.

6. Resiembra

Otro consejo a tener en cuenta para poner a punto el césped en primavera es la resiembra. Puede que te hayas encontrado con zonas secas en las que éste deja de crecer. En tal caso hay que plantear una resiembra. Pero no hay que alarmarse, el proceso es muy sencillo. Tendrás que limpiar la zona, utilizar un abono y esparcir las semillas en las zonas donde sea más escaso. Y si la superficie es muy grande, puede que tengas que añadir algo de sustrato encima para tapar las semillas. 

Producto añadido a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.