Altas temperaturas…cómo combatirlas!

Llega el verano y el termómetro comienza a subir… ¿sabías que el calor también puede suponer un riesgo para tu mascota? Al igual que ocurre con las personas, los perros más jóvenes o de edad más avanzada se ven más afectados por los golpes de calor. También las razas braquicefálicas, de morro chato (carlino, bulldog…), o los animales de pelo más oscuro. Por ello, es necesario adoptar ciertas medidas de precaución para prevenir cualquier disgusto. Aquí, el lema “prevenir es curar” toma más sentido que nunca.

A continuación, te damos unos sencillos consejos, que te ayudarán.

HIDRATACIÓN

Mantener la hidratación es fundamental. Asegúrate de que tu mascota dispone siempre de agua fresca y limpia.

HORAS DE MÁXIMO CALOR

Evita el paseo en las horas de mayor calor. Para huir de las altas temperaturas, debemos cambiar nuestras rutinas de paseo. Dejaremos los paseos más largos para primera hora de la mañana y última hora de la tarde o noche. Durante el resto del día, podemos sacarlos sólo a hacer sus necesidades, siempre buscando la sombra.

Es bueno para ti, y también para tu perro.

PARA DORMIR

Coloca su cama y juguetes en un lugar fresco y ventilado.

CUIDA SU PELAJE

Mantén su pelaje sano y limpio. Recuerda que el pelo forma una capa de aire que les protege tanto del frío como del calor. Cepíllalo frecuentemente, para eliminar el pelo muerto y mantener la piel oxigenada.

REFRÉSCALO

Mójalo para refrescarlo. Mojar sus patas es recomendable, ya que le ayudas a reducir su temperatura.

CUIDADO EN LOS VIAJES

Si sales de viaje, recuerda encender el aire acondicionado y hacer paradas frecuentes, para que, tanto tú como el animal, podáis hidrataros. Y bajo ningún concepto, lo dejes dentro del coche. En pocos minutos, la temperatura se puede volver insoportable.

Trucos para refrescar a tu mascota cuando el calor aprieta

Existen gran cantidad de productos que te ayudarán a mantener a tu mascota fresquita. Aquí te presentamos alguno de ellos.

Colchonetas refrigerantes:

Contienen un material especial que mantiene su superficie fría, reduciendo por tanto el calor corporal de la mascota. Es fácil de usar, ya que no necesitan ningún tipo de fuente de frio externa, la alfombrilla estará siempre lista para su uso. Y puede limpiarse fácilmente con una bayeta.

Bebederos portátiles:

Son muy prácticos, ya que puedes llevarlos siempre contigo y proporcionar agua a tu mascota para mantenerla hidratada. Algunos, incluso son plegables, por lo que ahorrarás en espacio y ganarás en comodidad.

Fuentes para gatos:

Estas fuentes disponen de un motor que hace que el agua circule y se mantenga fresca. Además, despertará el interés de tu gato.

Piscinas para perros:

A quién no le gusta refrescarse en una piscina. Si tu perro es de los que disfrutan en el agua, las piscinas para ellos son una gran opción. Refrescan y divierten al mismo tiempo.

Juguetes refrigerantes:

Con forma de helado, pelota, hueso… sólo tienes que congelarlos y dárselos a tu mascota en los momentos de más calor.

Comida húmeda:

Un extra de humedad en su alimentación le ayudará a mantenerse hidratado. Además, existe una gran variedad de productos aptos para cualquier necesidad, intolerancia o alergia alimentaria.

Golpes de calor

Los perros eliminan el exceso de calor, esencialmente, mediante el jadeo. Pero se trata de un mecanismo mucho menos eficiente que la sudoración humana. Por eso están mucho más expuestos que nosotros a padecer un golpe de calor.

Te ampliamos toda la información en nuestro artículo específico sobre el tema en el blog de clínicas veterinarias:

http://www.animalesfelices.es/golpes-de-calor-peligro/

Comentarios (0)

No hay comentarios en estos momentos
Producto añadido a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.