Encuentra todo lo que tu mascota necesita al mejor precio y con envío ¡GRATIS! a partir de 29€

Las personas con mascota son más felices

Las personas con mascota son más felices

Pues sí, las personas que conviven con una mascota son más felices. Y también están más sanas! Tener una mascota puede ser una fuente constante de felicidad en nuestras vidas. Y no es que lo digamos por decir. Hay numerosos estudios científicos recientes que respaldan la conexión entre las mascotas y la mejora de nuestro bienestar emocional.

Investigadores de la Universidad de Liverpool encontraron que las personas que tenían mascotas tenían niveles más bajos de estrés y se sentían más felices en comparación con aquellos que no tenían mascotas. Además, se encontró que los dueños de perros eran más activos físicamente, lo que contribuye aún más a su bienestar general.

Es también curioso el estudio realizado por la Universidad de Missouri en el que se descubrió que acariciar a un perro durante tan solo 15 minutos puede provocar la liberación de hormonas que generan felicidad, como la oxitocina. Esta hormona está asociada con la formación de vínculos afectivos y la reducción del estrés.

Y no solo son estos, hay cantidad de estudios científicos, llevados a cabo en diferentes momentos, que respaldan que las mascotas tienen un impacto positivo en nuestro bienestar emocional y nuestra salud. Su compañía, amor incondicional y los beneficios fisiológicos que proporcionan son razones sólidas para considerar tener una mascota en nuestras vidas.

¿Quieres saber cuál es su impacto en nuestras vidas?

A continuación, te contamos cómo consiguen hacernos más felices.

1. Reducen nuestro estrés:

La presencia de una mascota puede tener un efecto calmante y relajante. Acariciar a nuestra mascota y pasar tiempo con ella libera endorfinas, hormonas relacionadas con el bienestar, que nos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad. Además, la interacción con nuestras mascotas puede disminuir la presión arterial y el ritmo cardíaco, contribuyendo a una sensación de calma y tranquilidad.

2. Nos ofrecen compañía y apoyo emocional:

Las mascotas son compañeros leales que brindan un amor incondicional. Su presencia constante y afectuosa nos ayuda a sentirnos menos solos y proporciona un apoyo emocional significativo. La interacción con nuestras mascotas puede reducir el estrés, la ansiedad y la depresión, y promover una sensación general de bienestar.

3. Fomentan que hagamos más ejercicio:

Si tienes un perro, necesitarás sacarlo a caminar regularmente, lo que puede fomentar un estilo de vida más activo y saludable. También puedes pasear a tu gato o jugar con él de forma activa, lo que hace que seamos menos sedentarios y tengamos mejor salud.

4. Mejoran nuestras habilidades sociales:

Tener una mascota puede facilitar las interacciones sociales. Pasear a nuestro perro o encontrarnos con otros dueños de mascotas en parques o áreas para perros nos brinda la oportunidad de conocer a nuevas personas y establecer conexiones. Las mascotas actúan como un punto de conversación común y pueden ayudarnos a romper barreras sociales, especialmente para aquellos que son tímidos o tienen dificultades en situaciones sociales.

5. Nos enseñan a ser más responsables:

Cuidar de una mascota requiere de compromiso y responsabilidad, lo que puede ser una excelente oportunidad para enseñarnos la importancia de cuidar de otro ser vivo. Esto es especialmente importante en niños. La presencia de una mascota en el hogar no solo les brinda compañía y diversión, sino que también tiene un impacto positivo en el desarrollo emocional y social de los niños. Interactuar con una mascota puede ayudar a los niños a desarrollar habilidades sociales, empatía y habilidades de comunicación.

6. Fomentan la empatía:

Las mascotas pueden enseñar a las personas a ser más empáticas y compasivas, ya que a menudo son muy sensibles a las emociones humanas. Esta capacidad de empatizar con los animales se puede transferir a las interacciones humanas, fomentando una mayor sensibilidad y compasión hacia los demás. Además, la lealtad y el amor incondicional que las mascotas nos brindan refuerzan los vínculos emocionales y ayudan a cultivar una conexión más profunda con los demás.

7. Mejoran nuestra calidad de vida:

Las mascotas pueden aportar felicidad y alegría a la vida de sus familiares. Su presencia puede hacer que los hogares sean más cálidos y acogedores.

En general, tener una mascota puede enriquecer nuestra vida de muchas maneras. Su presencia nos brinda compañía, amor y apoyo emocional, y también nos motiva a llevar una vida más activa y saludable. Además, nuestras mascotas nos enseñan valiosas lecciones de responsabilidad, empatía y conexión social. Con todas estas ventajas, no es de extrañar que las mascotas nos hagan más felices.

¿Estás de acuerdo? Nosotros, al 100%.

Encuentra más artículos interesante en nuestro Blog!

Producto añadido a la lista de deseos
Producto agregado para comparar.